Consejos para mantener nuestra seguridad en el celular

Movil ETECSA
Ladro de celular

Cada dia se reportan más teléfonos celulares que personas en el mundo, la gente se ha acostumbrado a confiar mucha información personal en los dispositivos móviles. En un celular se encuentran contactos de familiares y amigos, entradas directas a redes sociales y multitud de aplicaciones con información personal, bancaria (en un futuro), agendas y documentos laborales. Al descuidar éste tipo de información es relativamente sencillo comprometer la seguridad del equipo y de sus propietarios. En este artículo se listan varios consejos para proteger nuestra información y flanquear los peligros más comunes.

1. Activa el acceso a tu dispositivo mediante el PIN (número de identificación personal) y un código de seguridad de uso.

El número de identificación personal (PIN, por sus siglas en inglés Personal Identification Number) está registrado en el «chip» o tarjeta SIM (Suscriber Identity Module, módulo de identidad del suscriptor) como medida para proteger los datos si se reinicia el equipo o cuando se cambia el chip del dispositivo. Cuando esto sucede, se activa un menú para ingresar el PIN. Si se opta por este método, es importante guardar en un lugar seguro la tarjeta plástica que acompañaba a la SIM en el momento de su compra, pues allí también está el código PUK (PIN Unlocked Key, clave para desbloquear el PIN) en caso de que el equipo se bloqueé.

Además del PIN, puede activarse un mecanismo de seguridad para usar el equipo. De acuerdo con cada fabricante, puede ser un número, una secuencia de movimientos, un tono de voz o una palabra clave. Esto será una barrera adicional y sencilla para proteger los datos ante cualquiera que tome el teléfono.

2. Realiza una copia de seguridad de los datos del dispositivo.

Respaldar es extremadamente importante, porque permite guardar la información del móvil en caso de falla, pérdida de datos o borrados accidentales. Hay varias formas para hacer respaldos. Una opción rápida es la copia a la tarjeta de expansión o mediante el software de sincronización del fabricante, que también puede respaldar datos como favoritos o las contraseñas Wi-Fi. Dicho software de sincronización hace copias de seguridad periódicas con los datos y ajustes en aplicaciones, mensajes, diccionarios del teclado, entre otras configuraciones. Al conectar el equipo para recargarlo a la PC se puede realizar el respaldo.

Otra alternativa son los servicios en la nube (aunque aca en Cuba todavia esos servicios no son accesibles, ni seguros)para respaldar en Internet fotos o archivos conforme se generan, éstos pueden ser aplicaciones en línea que guardan datos, agendas y contactos. Lo importante es tener un esquema de respaldo disponible por cualquier imprevisto.

3. Activa las conexiones por Bluetooth, infrarrojos y WiFi solo cuando vayas a utilizarlas.

Las ventajas de comunicación mediante los puertos Bluetooth, infrarrojo o Wi-Fi son evidentes: facilitan usar un manos libres en el auto, conectarse con impresoras, otros móviles y enviar texto o imágenes a otras personas, entre otras. Pero tenerlas encendidas todo el tiempo tiene dos consecuencias: en poco tiempo acaban con la batería del teléfono y propician la fuga de datos, pues ahora con la noticia de que en Cuba existira Wifi, puede ser que nos encontremos caminando por la calle buscando Wifi sin saber, y puedan hacer una red wifi ficticia con el nombre de WIFI_ETECSA sin ser en los puntos ya conocidos y hackearnos el móvil.

Al estar abierta alguna señal del teléfono, usuarios malintencionados pueden aprovecharse para transmitir virus o conectarse al dispositivo y obtener contraseñas o contactos, dependiendo el modelo y sistema del equipo. Al conectarse a redes WiFi públicas o inseguras, se puede interceptar con relativa facilidad la información que viaja desde nuestro teléfono. Otra práctica común es el bluejacking (la recepción de mensajes o archivos indeseados): cualquier persona que vea nuestro dispositivo con los puertos Bluetooth o infrarrojo habilitados puede, desde gastar una broma o iniciar conversaciones aparentemente inocentes, hasta emplear ingeniería social para cometer posteriormente un robo. Como buena práctica, es mejor evitar que sepan que se posee un buen equipo móvil.

4. Asegúrate de que la información transmitida o recibida esté libre de malware.

Según el sistema operativo de cada teléfono, existe una variedad de malware que puede afectar su funcionalidad. Para combatirlo, instala un paquete antivirus y utiliza los antivirus de tus aplicaciones en línea para comprobar los archivos que se transmiten. Asimismo, cuida los archivos que se instalan o se usen en el teléfono. Un análisis del antivirus nunca está de más cuando se reciben archivos de otras personas. Tambien recomendamos tener un Firewall en el Celular.

5. Descarga aplicaciones solo de sitios de confianza.

La seguridad de datos en tu teléfono es el blanco preferido de programas que sustraen tus preferencias y configuraciones. Existe una cantidad enorme de aplicaciones con funciones ocultas para crear desperfectos en un teléfono o para enviar hábitos de consumo y preferencias a agentes publicitarios. La recomendación es solo instalar una aplicación cuando se corrobore la confiabilidad de su procedencia y se esté seguro de que se utilizará.

Las tiendas de aplicaciones del fabricante de tu equipo o del sistema operativo de éste, son ideales para instalar aplicaciones. Para llegar a ellas solo debes registrarte, la mayoría de las descargas son gratuitas. También hay sitios (como foros y blogs) que hablan sobre aplicaciones móviles que desarrollan gente y empresas entusiastas que tienen buenas opciones para tu equipo. Es cuestión de buscar referencias adicionales en Internet y obtenerlas de su sitio oficial.

Descargar aplicaciones crackeadas (liberadas del mecanismo que comprueba si fueron adquiridas legalmente) puede tener consecuencias, como descargar software defectuoso o programas espía. Además, hay que vigilar los permisos de las aplicaciones que se instalan: aunque vengan de una fuente de fiar, pueden solicitar más permisos de los necesarios.

De igual manera, nunca hay que abrir enlaces facilitados a través de mensajes SMS/MMS no solicitados que impliquen la descarga de contenidos en el equipo. Ésta es una forma popular para propagar aplicaciones que dañan dispositivos móviles como parte de una cadena por Internet. Por mucho que digan que vienen de parte de tu operador de telefonía, es mejor desconfiar.

6. Cierra todas las sesiones iniciadas al terminar de usarlas.

Nunca se sabe cuándo se puede perder el teléfono o cuándo pueda caer en manos equivocadas, aunque sea solo por unos minutos. Una persona que utiliza tu teléfono después de ti, tiene la facilidad de acceder a las páginas que hayas visitado y a la información personal que dejes abierta. Emplea contraseñas seguras y nunca las facilites a terceros.

7. Mantén el software del dispositivo siempre actualizado.

Al mantener actualizado el software del equipo se evitan fallos de seguridad y se agregan y optimizan características ante problemas potenciales que los fabricantes encuentran. Las actualizaciones menores van enfocadas a resolver fallos y mejorar la seguridad, por lo tanto siempre es buena idea instalarlas. En cambio, las actualizaciones mayores suponen modificaciones relevantes en el software, las cuales pueden requerir mejores prestacionesde hardware, por lo que es importante verificar en las notas de actualización y en foros que el equipo mantendrá su rendimiento después de incorporar nuevas funciones y utilidades.

Evitamodificaciones de software extraoficiales para garantizar que, cuando se actualice el equipo, siga funcionando correctamente a buena velocidad y con el esquema de seguridad que proporciona el fabricante. Una actualización homebrew puede ser divertida o provechosa de momento, pero puede representar un hueco de seguridad a futuro o vacío al agregar nuevas aplicaciones.

8. Instala una aplicación de borrado de datos remoto.

Instalar una aplicación para borrar los datos remotamente es una buena idea en el caso de extraviar el celular. Con alguna de estas aplicaciones se puede activar el celular mediante un mensaje de texto antes o después del robo o extravío y, de esa manera, se borra la información privada. Entre las características adicionales, según el paquete que se instale, se puede: localizar el móvil incluso si el GPS está desactivado, producir fuertes alarmas (aunque el equipo esté en modo silencioso), obtener una copia de seguridad y bloquear el dispositivo al conectarse desde cualquier navegador web después del incidente.

9. Guarda el número IMEI.

Una forma para ayudar a detener el robo de equipos celulares es mediante el código IMEI. La Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI por sus siglas en inglés) es un código pregrabado en los teléfonos móviles que identifica unívocamente a nivel mundial a cada equipo. Éste se transmite por el aparato a la red cuando se conecta con su operador de telefonía. Con este código es el que tienes que reportar a tu proveedor de servicio cuando te roban o pierdes el movil.

Busca el IMEI en la parte posterior del teléfono, debajo de la pila o tecleando *#06# si está encendido. Es un número de 15 a 18 dígitos y se asocia por las siglas IMEI. Anótalo y guárdalo con la factura y su caja: te será de gran utilidad a futuro.Si confirmas que tu número ha sido robado o extraviado, ve a una oficina comercial de ETECSA y rinde informe del hecho. Solicita el bloqueo total de la línea, del chip y del IMEI, para que no puedan usar tu movil. Al bloquear el equipo telefónico mediante el IMEI, el aparato queda inservible.

10. Cuida a quién le prestas tu celular.

Por último, cuida a quién le prestes tu teléfono celular, aunque sea por unos instantes. En la escuela, en la calle, un lugar público o una reunión privada, una inocente llamada puede significar el robo de tu información, un secuestro virtual o la pérdida de tu teléfono, en el caso de que la supuesta persona solicitante de ayuda corra repentinamente con el celular en mano.

Estos consejos pueden aplicarse a teléfonos tradicionales e inteligentes. Las amenazas de seguridad siempre estarán latentes, pero haciendo conciencia con nosotros mismos y con la gente que nos rodea, se puede reducir enormemente la cantidad de información que pueda comprometerse. Nada es infalible, pero con acciones sencillas se pueden evitar posteriores dolores de cabeza. La protección de nuestros datos debe ser una acción constante, que con el tiempo se vuelve algo natural y cotidiano.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

4 pensamientos sobre “Consejos para mantener nuestra seguridad en el celular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*